Hermandad del Calvario

Muy Ilustre, Venerable y Fervorosa Hermandad de Nazarenos y Cofradía de Culto y Procesión del Santísimo Cristo de la Exaltación y María Santísima del Calvario

Nos situamos en 1981, año en el que se crean una serie de asociaciones juveniles en Marbella y es nombrado Concejal-Delegado de Juventud, D. José Periañez González. En aquel entonces D. Enrique Gallardo Romero, miembro de una de estas entidades juveniles y directivo de la Cofradía del Santísimo Cristo del Amor, invita en nombre de la Junta de Gobierno, a estos jóvenes para que participen en las reuniones de dicha Hermandad. En estas asambleas se acuerda que estos nuevos miembros, junto con otros ya pertenecientes a la institución religiosa, se hicieran cargo y procesionaran la imagen de San Juan Evangelista en el Domingo de Resurrección.

Después de esta participación en el desfile procesional de 1981, un miembro de la directiva del Cristo del Amor, D. Francisco Cámara Moyano, informa a los jóvenes de la existencia de una imagen de la Virgen María, en Antequera, y cuyo coste supondría unas cuarenta mil pesetas. Esta noticia caló entre los miembros del grupo juvenil que ilusionados, decidieron solicitar un préstamo municipal por valor de cien mil pesetas para costear la talla.
Transcurre el tiempo y se comprueba que tal imagen no existía. Nuevamente por parte de la Cofradía del Cristo del Amor se indica la existencia de un escultor en Estepona, D. Ricardo Dávila Santos, que por el mismo precio, cuarenta mil pesetas, tallaría una imagen de Nuestra Señora. Los jóvenes contactan con el artista y acuerdan la realización de la obra.
Mientras tanto el grupo decide mantener reuniones periódicas y es en ellas donde nombran la primera Junta de Gobierno de la Cofradía de San Juan Evangelista y María Santísima del Calvario.

La primera Junta Directiva estaba integrada por D. Enrique Cantos Liébana con el cargo de Hermano Mayor; como Primer Teniente Hermano Mayor se designó a D. Manuel Pérez López; el cargo de Segundo Teniente Hermano Mayor recayó en D. Miguel Ángel Reina; Secretaria Dña. María Teresa Maldonado Pomares; la tesorería fue para D. Rafael Pérez López y como Mayordomo de Trono D. Enrique Gallardo Romero.

Dicha advocación del CALVARIO, fue adoptada ya que, desde el primer momento se pensó y solicitó al Ayuntamiento de Marbella la restauración de la Ermita del Calvario así como su cesión a dicha Hermandad, para que fuese sede y lugar de culto de aquella imagen.
A continuación llegaría el primer traje para la dolorosa, de color azul turquesa, donado por Dña. María Teresa Maldonado Pomares; mientras que el manto fue un regalo de Dña. María Dolores Miñones Bello. Donativos y generosas aportaciones económicas se emplearon para sufragar los gastos de la salida procesional.
Durante el transcurso de todos estos preparativos, se pone en conocimiento del entonces Párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, D. Francisco Echamendi Aristu, el nacimiento de esta nueva Cofradía, negándose éste rotundamente a la creación de la misma.

El Jueves Santo de 1982, y con los contratiempos habituales de una salida penitencial, procesiona por primera vez María Santísima del Calvario acompañada del apóstol San Juan Evangelista. La salida de los tronos se produjo desde la sede que la Compañía Sevillana de Electricidad tenía en la calle Escuelas, y dicho desfile acompañó en todo momento al cortejo de la Hermandad del Amor. Durante el recorrido la imagen de la Virgen era vitoreada y a la altura de la calle Huerta Chica un grupo de jóvenes entonaban una emocionada plegaria en alabanza a Nuestra Señora.
Después del desfile procesional y ante, según los mayores, la poca ortodoxia que se había tenido durante el acto; se produce un enfrentamiento entre directivos ocasionando la ruptura entre cofradías.

Tras un duro año, tendría lugar una nueva salida procesional en la noche del Martes Santo de 1983 acompañando a la Hermandad de Santa Marta. Durante la estación de penitencia los componentes rezaron el Santo Rosario, dando muestras de su compromiso cristiano. La Cofradía Virgen del Carmen cedió el trono para que así los jóvenes pudieran procesionar a su titular.

Meses antes de la Semana Santa de 1984 se hace entrega por parte del M.I. Ayuntamiento de Marbella de la Ermita del Calvario, construida a mediados del siglo XVIII, hoy sede canónica de la Hermandad.

El 15 de noviembre de 1986 la capilla es asaltada, desapareciendo las barras de palio, túnicas y documentos que la institución religiosa poseía hasta el momento. Además, la imagen de la dolorosa resultó dañada por lo que tuvo que ser restaurada en Antequera por D. Antonio Checa Cordón.

En mayo de 1987, tras la finalización de la Semana Santa, la Junta de Gobierno decide adquirir diversos enseres y un nuevo trono, los cuales fueron encargados al taller de orfebrería de D. Cristóbal Martos Muñoz, en Málaga.

En 1995 se ve culminado el anhelo de esta Cofradía de tener como titular una imagen de Cristo. Esto se hace realidad con el esfuerzo de todos los hermanos. El Santísimo Cristo de la Exaltación es obra del imaginero malagueño D. José Dueñas Rosales.

La representación escultórica que acompaña a Cristo refleja el momento en el que Jesús, ya clavado en la Cruz, es elevado o exaltado en la cima del Gólgota. El trono en el que se muestra este grupo escultórico es obra de los talleres de D. Juan Carlos García Díaz. Este marbellero ahora afincado en San Fernando (Cádiz) realizó también la talla de San Juan Evangelista, el tercer titular de la Hermandad, que fue procesionado por primera vez junto a la Virgen el Jueves Santo de 2002. Con posterioridad ha dejado de salir el Jueves Santo pendiente de solucionar problemas burocráticos.

Fuente: Datos obtenidos de las entrevistas realizadas a D. Enrique Gallardo Romero y Dña. Ángeles Martos Calvo en 2007.




No hay comentarios

Añadir más